jueves, 17 de noviembre de 2016





Se encontraba en un lugar jamás visto por sus ojos, sentía el frío viento que rozaba su cara. 

Lo único que podía ver era el horizonte que no llegaba a ningún lado.

Gritaba desesperado, pero exacto, nadie lo escuchaba.